Cómo empezar tu colección de bonsáis

¿Quieres empezar una colección de bonsáis pero no sabes como adquirir tus primeros ejemplares?, ¿Sabes las diferentes opciones que tienes a la hora de comprar o cultivar un bonsái? El de los bonsáis es un mundo apasionante y gratificante, que seguro que te engancha y te divierte, pero para ello es importante tener una buena primera experiencia.

¿Cómo podemos comenzar nuestra colección de bonsáis?

Existen diferentes maneras de obtener bonsáis,entre ellas adquiriéndolos en viveros especializados o centros de jardinería. También existe la posibilidad de adquirir una planta de interior joven y sana, y transformarla mediante la poda y el trasplante a una maceta para bonsái.

En ocasiones, la afición por los bonsáis comienza cuando alguien nos regala una pequeña planta de interior. En este punto, es recomendable que nos informemos bien acerca de la amplia variedad de plantas que nos permiten su transformación.

Aunque también existe una creciente tendencia que cada persona cultive su propio bonsái a partir de semillas o, en mayor medida, de esquejes. A través de éstos métodos se tardan varios años en conseguir un ejemplar adulto, pero la paciencia se ve recompensada con creces.

A continuación hablaremos de cada una de las diferentes opciones para iniciar una colección de bonsáis.

Viveros especializados

Esta opción es recomendablesiempre y cuando el vivero cuente con una cierta reputación. Seguramente no sabrás cuál es da calidad y cuál no, para ello puedes consultar en internet cuáles son los mejores viveros de tu zona. Si cumple esa condición de la calidad, se trata de un lugar ideal para adquirir un bonsái. Además, en él te informarán de primera de mano acerca del sustrato sobre el que crece y cuando debes trasplantarlo.

Esta opción es muy recomendable si eres novato, pues allí te podrán dar toda la información que necesites, además, podrás escoger el bonsái que más se adapte a tus necesidades.

Centros de Jardinería

Por norma general, los centros de jardinería son buenos lugares para adquirir un bonsái, pero quizás la información que te pueden proporcionar acerca del árbol no es tan buena como en los viveros especializados. Asegúrate de que el bonsái no proviene de una planta de interior modificada; estas plantas son correctas, pero siempre y cuando no estés pagando por un auténtico bonsái.

Modificación de plantas de interior

Las plantas de interior jóvenes y saludables pueden transformarse en bonsái como hemos visto, de hecho, se trata de un método económico de empezar tu colección.

La tradición japonesa del bonsái tiene su origen en el cultivo de árboles de clima templado, que se recolectaban en la naturaleza y se ponían en macetas convirtiéndolos en bonsái. Si se hace con una planta de interior es mucho más sencillo, comprándola en un vivero y transformándola.

Hay algunas especies que se adaptan a interior mucho mejor que otras, con las que es más fácil convertirla en bonsái. Estas especies son las tropicales y las subtropicales, así como los ficus y otros árboles de hoja pequeña. Plantas interiores como la buganvilla, el hibisco o la cheflera también pueden convertirse fácilmente en bonsái.

Cultivo desde semilla

Este es el más difícil, pero también el más gratificante y divertido. Si tienes un invernadero, una buena manera de de empezar el cultivo de los bonsái es cultivar uno desde la semilla. Tardarás mucho más que con las otras opciones y deberás dedicarle muchas más horas, pero el resultado final será único y fruto de tu trabajo.

Fuente: https://hogar.uncomo.com