4 Ideas para diseños de huertos caseros

4 Ideas para diseños de huertos caseros

Los huertos caseros son una muy buena opción cuando se busca ahorrar dinero y comer más saludable. De hecho, cuando se cosecha en casa, se utilizan menos fertilizantes. Por tanto, se obtienen verduras y vegetales más sanos.

Hay distintas formas de diseñar huertos caseros. Antes de tomar una decisión, es necesario que consideres el clima, la cantidad de luz solar y el tipo de suelo.

Estos factores podrían afectar el crecimiento de los vegetales y verduras que cultives. También determinará cuáles podrás cultivar y cuáles no.

1. ¿Huertos caseros en el jardín?

huerto sobre tierra para producir y plantar alimentos.

Los huertos caseros se pueden instalar en el jardín, en el marco de una ventana de la cocina o en el balcón, o en otros espacios interiores.

Cabe destacar que la ubicación debe ser funcional para poder manipularlo con facilidad. Además, esto suma mucho a nivel estético.

Apartar un espacio del terreno de tu jardín para cultivar verduras y vegetales es lo ideal pero no todos tienen un jardín a su disposición. Sin embargo no todo está perdido, siempre hay al menos un pequeño espacio dentro del hogar que se puede aprovechar.

En el caso de los huertos caseros en el jardín, la extensión y profundidad de la tierra del jardín ayudarán al crecimiento de la cosecha a diferencia de otros huertos de espacio más limitado. Permite cultivar hierbas aromáticas, vegetales y tubérculos.

Para comenzar, debes escoger una sección cuadrada o rectangular del jardín en la que instalarás tu huerto. Asegúrate de limpiar muy bien la tierra de raíces de césped y de cualquier otra planta. Separa el espacio de siembra por hileras.

En cada hilera, cultiva un tipo de verdura o vegetal dejando, al menos, 15 centímetros de separación entre cada una. Debes conocer qué verduras y vegetales puedes incluir de acuerdo al clima, las sombras y la luz solar de tu jardín.

Recuerda que la mayoría de las verduras y vegetales necesitan recibir luz solar la mayor parte del día para sobrevivir. Otras, como las espinacas, la lechuga y el perejil necesitan menos de 4 horas de luz solar al día.

2. Huertos caseros en macetas

Plantar macetas con tierra para decorar.

Si no tienes espacio en tu jardín o simplemente no tienes jardín en tu casa, puedes hacer tu huerto con macetas. Las macetas las puedes situar dentro o fuera de tu hogar.

Si lo haces dentro, asegúrate de que sea cerca de una ventana donde dispongas de luz solar. Los huertos para hacer en casa con macetas permiten que puedas recolectar la cosecha fácilmente. Por ello, se dice que son una opción muy versátil y cómoda.

El tamaño de las macetas dependerá de las plantas que gustes cosechary del espacio destinado para el huerto. Las macetas más pequeñas son excelentes para hierbas aromáticas como la albahaca, la hierbabuena, el perejil y la menta.

Las macetas medianas son ideales para lechugas y repollos. Por otro lado, las macetas un poco más grandes  sirven para cosechar pimentones y tomates. Una de las desventajas de este tipo de huertos es que no podrás cultivar tubérculos como:

  • Cebollas.
  • Puerros.
  • Patatas.
  • Zanahorias.
  • Remolachas.
  • Entre otros.

Estas verduras necesitan terrenos más amplios para extender sus raíces y crecer adecuadamente. Una maceta no le brinda el espacio necesario para desarrollarse, por lo que, si crecen, serán de tamaño miniatura.

3. Huertos caseros con altura

Macetas con plantas colgadas en la pared.

Los huertos caseros en macetas aéreas son la solución cuando dispones de poco espacio en tu hogar. Estas macetas las puedes colgar cerca de una ventana, dentro o fuera de casa. Lo importante es que tus cultivos reciban suficiente luz solar.

Las macetas aéreas las puedes adquirir en viveros o construirlas tú mismo. Para ello puedes tomar las macetas regulares y añadirles una cadena de metal o mecate.

No solo resultan muy funcionales sino también muy originales como elementos decorativos. Por ejemplo, en cada una de las cadenas de las macetas se pueden colocar diferentes vegetales y hierbas para darle más suntuosidad y atractivo.

También puedes colocar las cadenas de macetas a diferentes alturas para que tu huerto se vea variado e ingenioso. Debes cuidar el riego de tu siembra. Regar con mucha agua hará a las macetas escurrir el exceso por debajo.

Este excedente caerá sobre la maceta siguiente o en el suelo. Además de acarrearte un problema de limpieza, tus vegetales se marchitarían por recibir más agua de la necesaria. Utilizar un rociador es la mejor opción para regar las plantas.

4. Huertos caseros modulares

Un huerto en jardineras.

Construir una repisa de madera es otra forma de diseñar tu huerto casero, especialmente si tienes poco espacio en casa. Esta repisa la puedes ubicar fuera de tu casa pegada a una pared que reciba luz solar. Constrúyela de 3 ó 4 niveles de acuerdo a tus necesidades.

En cada nivel podrás colocar macetas pequeñas con tus cultivos. Este diseño es ideal para cosechar plantas aromáticas y medicinales como:

  • Perejil.
  • Menta.
  • Romero.
  • Tomillo.
  • Albahaca.
  • Hierbabuena.
  • Entre otras.

Generalmente, estas plantas necesitan solo 4 horas de luz solar directa al día para crecer. Considerando que las repisas podrían dar algo de sombra, estos cultivos se adaptan perfectamente al diseño de un huerto modular.

Como puedes ver, el espacio en tu casa no te impedirá tener una cosecha de verduras y vegetales sanos y frescos. Existen muchas formas de diseñar huertos caseros. Solo necesitas algo de creatividad e ingenio a la hora de ponerte manos a la obra. Con iHuerting vive tu Huerto…

Fuente: https://mejorconsalud.com