14 tipos de margaritas y sus cuidados – guía completa

Las margaritas son flores muy habituales en ramos y en plantas para el hogar, así como en los jardines. Aunque al hablar de ellas, siempre se suele pensar en la de polen amarillo y pétalos blancos, lo cierto es que hay muchas clases diferentes. En unCOMO te vamos a hablar de 14 tipos de margaritas y sus cuidadospara que puedas conocerlas bien y así puedas elegir cuáles quieres tener macetas en casa o bien plantarlas en el jardín y que luzcan en todo su esplendor.

Tipos de margaritas más comunes y sus cuidados

Comenzaremos por hablar sobre las especies o tipos de margaritas más comunes y cómo hay que cuidar a cada uno:

  • Margarita Thymophylla tenuiloba: este nombre es el que se emplea para denominar a la llamada comúnmente margarita amarilla. Esta flor es bastante sencilla de cuidar porque solo tiene que estar en una zona soleada y que la tierra esté siempre húmeda, lo que no quiere decir encharcada. También se le puede poner un poco de abono natural, aunque muchas veces no es necesario. Si lo precisa, con una vez a la semana es más que suficiente. Además, la dosis debe ser pequeña.
  • Margarita Chrysanthemum furtescens: este tipo de margarita, que se conoce como margarita arbustiva, también requiere como la mayoría de ellas estar situada en una zona soleada. En este caso, se precisa que la tierra esté más húmeda, teniendo que hacer el riego de forma más abundante. Esta margarita necesita unos cuidados adicionales porque es importante ponerle abono de forma periódica, pero nunca en el verano. También hay que podarla más a menudo que a las otras. El momento de la poda es importante para que la planta no se marchite. Siempre tiene que hacerse cuando el cepellón esté seco y hacerse hasta la mitad. Y, por supuesto, siempre se deben quitar las flores y hojas secas o que se hayan marchitado.
  • Margarita Bellis perennis: a esta clase, que se llama popularmente margarita menor, no le gusta tanto sol como a otros tipos de margaritas. Sus cuidados son algo diferentes. Para empezar, habrá que ponerla en un área entre sol y sombra y regar la planta de forma abundante cuando esté creciendo y en los meses de más calor. El resto del año, el riego debe espaciarse más. Y cuidado con el viento porque le hace mucho daño. Siempre será conveniente protegerla cuando haga aire.
  • Margarita Callistephus chinensis: si se tiene la llamada popularmente Reina margarita, se recomienda que esté en una zona soleada. Otro cuidado fundamental es el riego, que debe ser abundante solo cuando hace calor.

Tipos de margaritas gigantes y sus cuidados básicos

Existen margaritas de tamaño grande o gigantes, las cuales es recomendable tener en el jardín o huerto, plantadas directamente en la tierra o en macetas bastante grandes:

  • Margarita de Shasta: este tipo de margarita tiene que estar en una zona de la casa o del jardín a pleno sol para que viva y esté en su todo su esplendor. No obstante, también es posible que esté a la sombra, pero siempre habrá que asegurarse de que recibe unas cuantas horas de rayos solares cada día. Además, requiere que el suelo esté continuamente húmedo, pero nunca debes regarla cuando no le dé el sol directamente ni vaya a darle en las próximas horas.
  • Equinácea púrpura: esta margarita es una de las más grandes, pudiendo llegar a medir más de un metro. En este caso, debe recibir los rayos del sol de forma parcial, aunque sí se mantiene, como en el resto de tipos de margaritas, la necesidad de que el suelo esté siempre húmedo.
  • Rudbeckia: esta clase de margarita es muy resistente porque es una variedad que es silvestre porque lo que está preparada para soportar diferentes condiciones climáticas. En general, lo más adecuado es que esté en una zona soleada y que no le falte el agua, aunque puede sobrevivir a la falta de riego siempre que no sea excesivamente prolongada.
  • Margarita gerber: este tipo de margarita es una de las que más exposición a los rayos solares necesita para vivir. También es importante que el suelo esté húmedo. Y cuidado si se tienen en el jardín porque suelen atraer a las aves por sus pétalos de colores muy brillantes por lo que habrá que tomar alguna medida disuasoria.
  • Argyranthemum frutescens: este variedad es originaria de España. En concreto, de las islas Canarias. Su mejor hábitat es una zona que esté a pleno sol. Y, aunque es resistente, necesita agua con frecuencia y suelo húmedo para evitar que se marchite.

Otros tipos de margaritas y consejos para cuidarlas

Además de estos tipos de margaritas que hemos comentado, también te contamos a continuación cómo cuidar otros tipos de margaritas, que no son tan populares, así como otras flores similares que no se consideran específicamente margaritas por ser de otra familia de plantas, aunque sí se parecen mucho a estas flores:

  • Dimorphotheca sinuata: también conocida como Dimorfoteca, esta flor precisa estar al sol y ser regada con poca agua. Además, se debe proteger de la lluvia porque estropea sus flores fácilmente.
  • Felicia amelloides: la luz natural del sol beneficia mucho a esta flor, que requiere agua con moderación y abono cada quince días aproximadamente.
  • Zinnia elegans: a esta flor también le gusta el sol, pero no tanto el viento del que tiene que estar bien protegida. No necesita mucha agua, siendo conveniente que el suelo tampoco esté muy húmedo, por lo que necesita un suela con un buen drenaje.
  • Brachycome iberidifolia: una zona soleada y un riego moderado que permita que la tierra esté ligeramente húmeda son los únicos cuidados que precisa esta flor.
  • Anemone blanda: no es bueno que esta planta esté al sol y no necesita tampoco mucha agua. Es más que suficiente con que la tierra esté ligeramente húmeda.