Trucos para hacer un huerto urbano en poco espacio

Los huertos urbanos se han convertido en una fantástica opción para el autoabastecimiento de alimentos, y para comer más saludable mediante agricultura ecológica. Ya no es raro ver en muchas ciudades este tipo de huerto, en espacios al aire libre como solares abandonados, parques descuidados, o en azoteas de comunidades de vecinos.

Aprovecha la terrazaPero, ¿qué ocurre si queremos un huerto propio y contamos con un espacio limitado? Si se tiene una pequeña terraza o balcón, o una estancia suficientemente iluminada, puedes crear un huerto urbano con unos sencillos trucos para aprovechar al máximo estos espacios:Aprovecha la terraza – Una pequeña terraza: quizá, de entre los pequeños espacios es el más adecuado y fácil para preparar un huerto. Aquí, lo ideal es conseguir con lo necesario para un huerto en altura. Estos son recipientes elevados de varios tamaños, que se rellenan con tierra, sustrato y plantas. Así se evita no cultivar en suelo, mucho más engorroso y complicado.Balcón: espacio más reducido que la terraza. Para ello, lo mejor es optar por lo modelos lo más verticales posibles, o por las tradicionales jardineras, de forma rectangular.

Tu huerto vertical con un palé

Tu huerto vertical con un paléEstancias interiores bien iluminadas: podemos optar por los “huertos verticales”. Una curiosa forma de conseguirlos es mediante la reutilización de palets. Sujetándolos en la pared, podemos colgar de ellos macetas con las plantas deseadas. En centros especializados también se pueden encontrar dispositivos para colocar las macetas usando el alto, y no el ancho, a modo de huerto vertical.

KokedamasKokedamas

Otra práctica y bonita opción, son los Kokedamas, de origen japonés. Ésta técnica es sencilla, ya que se trata de usar ‘bolas’ de musgo, del que se alimentarán las raíces de la planta que hayamos elegido.Basta con sumergir el musgo en agua una vez a la semana para su mantenimiento. Bonito, barato ¡y efectivo!

¿Qué necesito?

Semillas y brotes: lo mejor es comprar los brotes de plantas de temporada, ya que no crecen todas igual en verano que en invierno. Lo más adecuado, es comprar brotes y no semillas, ya que es más rápido y sencillo a la hora de cultivar.

Para sembrar, mejor brotesPara sembrar, mejor brotes

Materiales: tierra y sustrato. Para abonar, es perfecto el humus, que echaremos cada cierto tiempo por encima de la tierra para enriquecerla.
Espacio: adecúa las verduras, frutas y hortalizas al espacio con el que cuentas: no es lo mismo un árbol frutal que puede ir perfecto en una terraza, que una tomatera, que crece a lo alto y es más indicada para las jardineras de un balcón, por ejemplo.
Luz: hay que pensar bien si la zona en la que puedes montar tu huerto tiene las suficientes horas de luz diarias. Si no es muy luminosa, habrá que fijarse también en ese parámetro a la hora de elegir las vas verduras, frutas u hortalizas se van a cultivar.

Fuente: sostenibilidad.com

Te podría gustar  Expertos analizarán en congreso el uso terapéutico de los huertos urbanos

Publicaciones Populares