lA REVOLUCIÓN DE LOS HUERTOS URBANOS

La revolución de los huertos urbanos

Un huerto urbano es una magnífica forma de cultivar tus propias verduras si vives en la ciudad. Los huertos urbanos se comenzaron a popularizar en la segunda guerra mundial, se usaron en las ciudades de Estados Unidos para producir el 40 % de los alimentos.

La cultura de los huertos urbanos se ha ido extendiendo a lo largo de los años, tanto en los países desarrollados gracias a movimientos ecologistas, como en países en vías de desarrollo por necesidad. El cultivar nuestra propia verdura sabiendo que y como consumimos, es algo que hoy día es valorado sobremanera.

Hoy día se han convertido en una alternativa sostenible para la producción de verduras frescas, un hobby apasionante y educativo para los más pequeños. Han sido fundamentales y son fundamentales durante momentos difíciles en que los alimentos escasean. De hecho, la Conferencia de la ONU sobre Comercio y Desarrollo, dejaba claro que el camino para avanzar hacia la erradicación del hambre en el mundo es pasar de una agricultura industrial a un modelo basado en el desarrollo rural y en el protagonismo de la agricultura ecológica y local.

Un huerto urbano es equiparable a un huerto en el jardín, se trata de espacios cubiertos o no para el cultivo de hortalizas y frutas a escala doméstica. La calidad de los productos puede ser igual que en cualquier otro tipo de cultivo. En Ecoinventos ya hemos visto algunos ejemplos como la espectacular transformación del jardín de Luke Keegan en huerto urbano. Incluso existen ya restaurantes con huerto propio.

Estos huertos urbanos se cultivan sobre recipientes con sustratos adecuados e incluso pueden llegar a realizarse sobre mesas de cultivo especialmente construidas para este fin. Destacar que también se puede emplear la técnica de cultivo hidropónico. Fíjate en esta piscina transformada en huerta autosuficiente.

Beneficios de los huertos urbanos.

Los beneficios y las ventajas de un huerto urbano son múltiples y variados, podemos hablar de:

  • Fomenta hábitos alimenticios mas saludables, mejora tu salud y la de los tuyos.
  • Satisfacción por  consumir nuestros propios cultivos.
  • Ahorramos dinero. El coste de producir nuestras propias hortalizas es muy inferior al precio de mercado.
  • Alimentamos una cultura que en algunas ciudades se había perdido.
  • Nos hace entender, valorar y respetar la naturaleza.
  • Aumentamos las zonas verdes en las ciudades, tan necesarias en la mayoría de ellas.
  • Reducimos nuestra huella de carbono ya que los productos son locales, tan locales que no tenemos que movernos de casa para obtenerlos.
Te podría gustar  Como hacer una huerta orgánica en casa y no morir en el intento

Cómo empezar con tu huerto urbano.

Para tener un huerto en casa, para cultivar en espacios reducidos lo primero que debemos tener en cuenta es la organización, aprovechar al máximo nuestro espacio, cada hueco nos será muy útil. Cualquier pequeño espacio puede ser adaptado para cultivar. Pero ten en cuenta en esta primera fase de planificación que “Sin sol no hay huerto”. En este artículo te detallamos los secretos para elegir las mejores jardineras para tu huerto en casa.

huerto en casa jardineras

Si el espacio te limita, puedes optar por la opción de cultivo en vertical, aquí tienes muchas ideas para montar un huerto en vertical. O también tienes la opción de cultivar en tu tejado, un proyecto basado en la tesis doctoral de Carolina Forero, de la Universidad Javeriana, se hizo para aliviar la solución de uno de los barrios de la cuarta comuna del municipio de Soacha, en Colombia, pero que puede ser utilizado por cualquier persona. Incluso hay pequeños huertos para las ventanas.

Pero si hay un diseño fantástico de huerto urbano para espacios limitados es este, el huerto de un metro cuadrado:

Para los que empiezan en este mundo y no tienen conocimientos o formación al respecto, existen en el mercado algunas soluciones ideales para principiantes como puede ser Nourishmat, una plantilla para empezar con huertos urbanos. Si te interesa conocer más a fondo las técnicas de cultivo o la mejor forma de cultivar nuestros alimentos, te recomiendo el canal de Toni Frito, aprenderás todo lo que necesitas. Aunque en internet encontrarás cientos de gurús de la agricultura urbana.

Te podría gustar  Cómo hacer un Huerto Organopónico en casa

Os compartimos una infografía bastante buena para que de un vistazo os quede claro como empezar en este mundo:

Como empezar con tu huerto urbano

Hay ciudades que se han volcado para desarrollar huertos en su municipio, caso de la ciudad suiza de Les Avanchets, donde cada vecino tiene su propio huerto para cultivar sus propios alimentos, auténtica soberanía alimentaria.

Con poco más de 15.000 habitantes, Todmordem no deja que el tamaño influya en sus sueños. El objetivo de la ciudad es muy ambicioso. Quieren ser una ciudad capaz de en 2018 absolutamente todos los alimentos necesarios para alimentar a su población sean producidos localmente. Así que por cualquiera de las calles por donde pasees, tendrás un pequeño huerto para producir alimentos de forma local.

Otro ejemplo es el de Ron Finley con su proyecto conocido como L.A. Green Grounds. Su objetivo es cultivar en espacios públicos, abandonados, de los barrios más pobres de Los Ángeles. Quiere llenar de comida orgánica los espacios abandonados y ofrecer alternativas saludables a los más desfavorecidos.

En la localidad de Andernach, en Alemania, no han querido ir tan lejos, pero si se han decidido por sustituir sus zonas verdes ajardinadas por huertos para los vecinos, cuyos frutos pueden llevarse gratuitamente.

En Tokio han transformado las azoteas de las estaciones de tren en huertos urbanos para sus vecinos. Y si lo de Tokio es original, que decir de Londres, que ha transformado refugios subterráneos de la 2 ª Guerra Mundial en huertos urbanos para los restaurantes de la ciudad.

Pero París ha querido ir mucho más allá, y ahora permite por ley a cualquier persona tener un huerto urbano.

Muy curioso el caso de la cárcel Brasileña Profesor Jacy de Asís, ubicada en la ciudad de Uberlândia, donde los presos cultivan sus propios alimentos manteniendo una huerta dentro de los muros.

Te podría gustar  Cultiva un huerto urbano. Es muy fácil!

En proyecto también encontramos diseños muy interesantes, como esta ecoaldea holandesa donde se cultiva su propia comida, se genera su propia electricidad y se recicla su propia basura. Un claro ejemplo de la arquitectura sustentable que ojalá se haga popular en poco tiempo.

Y como curiosidad, también tenemos asociaciones secretas como los “Guerrilla Grafters” que convierte los árboles de las ciudades en frutales.

Razones para convertir tu patio, terraza o jardín en un huerto urbano.

  • Cultivar alimentos 100% naturales, sin pesticidas dañinos.
  • Reencontrarse con la naturaleza.
  • Un hogar más agradable y saludable.
  • Es fácil.
  • Es gratificante.
  • Ahorras dinero.
  • Piensa en la gente que te rodea, en tu familia o tu comunidad, en los valores que les puedes aportar si tienen un huerto urbano cerca.
  • Te reencuentras con los ciclos naturales.
  • Mejora la eficiencia de alimentos producción y uso del suelo.

Fuente: ecoinventos.com