Por qué hacer un huerto urbano

Por qué hacer un huerto urbano? 5 razones para cultivar tus propios alimentos en casa

Desde hace unos años venimos observando en toda Europa un mayor interés por lo productos “eco” y la cultura ecológica y sostenible. La idea de seleccionar cada vez más lo que comemos, la vuelta a nuestras raíces o el simple hecho de disfrutar del contacto con la naturaleza  son algunos de los motivos por lo que muchos se proponen tener su propio huerto en la ciudad. Hoy te contamos las herramientas que necesitarás para lanzarte al mundo del cultivo y las ventajas que te aportará ¿Te apuntas?

Cultivar en casa está al alcance de todos, solo necesitas tener claros algunos conceptos básicos y poco a poco ir aprendiendo de la experiencia. Un huerto urbano se trata de disponer un espacio dedicado a sembrar y cosechar alimentos con el objetivo fundamental  de conservar  las bondades de la naturaleza, sacando lo mejor de ella sin necesidad de tener el entorno más adecuado.

Si te gusta la idea de un mundo más sostenible y quieres convertirte en  un ciudadano más comprometido con el medio ambiente y más responsable  con tu  consumo sigue leyendo y aprende todo lo necesario para crear tu propia huerta en casa. En  Hero   siempre hemos defendido la naturalidad de nuestros productos  y la importancia de aprovechar la naturaleza en su estado más puro aprovechando las frutas de temporada para elaborar los productos con la mayor calidad y naturalidad para nuestros consumidores.

 ¿Por qué hacer un huerto urbano? 5 razones para cultivar tus propios alimentos en casa

Nos sobran los motivos

1. De la tierra al plato, es una buena forma de tener alimento o especies siempre frescas en casa que le darán un toque diferente a tus recetas. Además te permitirá conocer el ciclo natural para saber cómo funciona la naturaleza y aprender qué hortalizas son de temporada disfrutando más de su sabor.

Te podría gustar  Trucos para hacer un huerto urbano en poco espacio

2. ¡Lo he plantado yo! No hay nada mejor como sentir la satisfacción propia de recibir un alimento de tu huerta. Esto te hace tener gratitud frente a la naturaleza y valorar muchísimo más el alimento.

3. Más zonas verdes, la mayor parte de la población vive en ambientes muy urbanos sin ningún contacto con el medio natural y rural, esto hace que cada día más personas sientan la necesidad de introducir un poco de “verde” en sus vidas. Con tu pequeña parcela de tierra contribuyes al aumento de zonas verdes en la ciudad que están bastante escasas. No obstante si tienes hijos pueden ayudarte convirtiéndose para ellos en un juego divertido a la vez que educativo ayudándoles a comprender el ciclo de la naturaleza al mismo tiempo que  les  damos ejemplo para construir  una cultura más ecológica y sostenible.

4. Mejora tus hábitos alimenticios y te mantiene en forma, fomentando una vida más sana y natural. Seguro que tu ingesta de hortalizas aumenta, e intentarás aprovechar en cada receta o incluyendo en tu menú habitual los frutos de tu huerto urbano. También  aporta beneficios en tu cuerpo, es una actividad muy dinámica, pero su intensidad dependerá del tamaño de tu huerto, si tienes una parcela o jardín el ejercicio está asegurado y si tienes un pequeño balcón con macetas también te mantendrá activo.

5. Alternativa de ocio, sana y barata, con la crisis y la situación de desempleo de muchas personas se ha experimentado un auge de los huertos urbanos y la agricultura ecológica como una alternativa de ocio e incluso como apoyo la economía familiar. Sin duda es una buena forma de ahorrar y autoabastecernos con el autoconsumo de nuestros plantaciones.

Te podría gustar  Tubos de papel higiénico convertidos en huerto urbano

Introduce el “verde” entre el hormigón

Si ya estás decidido lo primero que debes tener en cuenta la luz del sol , es importante que tu huerto tenga luz directa del sol al menos durante un  mínimo de 6 horas al día. Dependiendo de la luz directa deberemos elegir qué plantas, especies u hortalizas y en qué época podremos plantar. Después y en base  a la luz tendrás la  ubicación: patio, jardín, terraza o incluso ventana, debes ser muy organizado y aprovechar al máximo, cada hueco es útil.

El agua, el riego es  muy importante. Dependiendo de lo grande que sea tu huerto deberemos tener un sistema de riego u otro; si tenemos jardín y un espacio de tierra grande será necesario poner un sistema de riego por goteo o incluso plantearnos utilizar el agua de lluvia con un sistema de canaletas. No obstante si tenemos 4 o 5 macetas con una regadera es suficiente.

Elige el envase o  recipientes, los hay de muchos tipos, horizontales, verticales, colgados, rinconeras, etc. La tierra, si utilizas macetas necesitarás sustrato orgánicos si por el contrario tienes un espacio de tierra deberás conseguir un suelo fértil aportando materia orgánica.

Para finalizar con los primero pasos las semillas, hay muchas posibilidades y combinaciones debes consultar el calendario de siembra y ver qué hortalizas, frutas o especies puedes plantar. Una vez tengas tú huerta puedes sacar más semillas de tus propias plantas.

Fuente: hero.es

Publicaciones Populares

Te podría gustar  Por qué los niños deberían tener un huerto urbano