El huerto urbano más grande del mundo está en Madrid

Huerto urbano del Hotel Wellington en Madrid. Foto: www.idealista.com

Huerto urbano del Hotel Wellington en Madrid. Foto: www.idealista.com

Lechugas y, al fondo, un mar de tejados. Al otro lado, pimientos de padrón, borrajas, tomates y, de fondo, el verdor del Parque del Retiro. ¿De qué hablamos? Pues del huerto urbano más grande del mundo, situado en la terraza del Hotel Wellington de Madrid. Si pasa por la calle Velázquez, justo al lado de El Retiro, levante la vista hacia la terraza del Wellington. Tal vez desde la calle pueda adivinar algunas de las plantas del vergel de verdura que nutre al restaurante del establecimiento desde hace unos meses.

Huerto urbano en Madrid. Foto: www.idealista.com

Nada menos que 325 m2 de jardineras en las que crecen acelgas, tomates de diferentes familias, berenjenas, cardo rojo, guindillas, calabacines, hierbas aromáticas… hasta fresas, que no han llegado aún a la cocina del hotel, donde van a parar todas estas delicias, porque la producción se va entre probarlas y regalar a los empleados y los que por allí pasan.

El huerto, que no está abierto al público, aunque los huéspedes del establecimiento pueden visitarlo si así lo piden, está operativo desde marzo de este año, mes en el que se plantaron las primeras lechugas.

La idea de utilizar la terraza como huerto fue del presidente del hotel, Manuel Moratiel, que tras viajar por distintas ciudades se percató de la importancia que cada día cobraban los huertos urbanos en las metrópolis. En este caso no podemos decir “dicho y hecho”, porque aunque el huerto se montó en nueve días, hizo falta mucha voluntad y no poca imaginación para subir tierra y jardineras a la terraza de un edificio cuyo interior parece un laberinto de pasillos.

Te podría gustar  Humus de Lombriz desde cero

De su construcción y de su mantenimiento sabe mucho Floren Domezáin, director del restaurante zaragozano Raíces. Él es quien se dedica a mimar estas plantas y a velar por que no les falte de nada, no en vano el chef navarro es conocido por la alta calidad de sus verduras.

“El sistema de regadío es por goteo, con 20 litros de agua regamos todo el huerto”, nos cuenta Floren mientras nos va enseñando las distintas parcelas. “Hubo que subir 1.800 sacos de tierra de 80 litros cada uno, una odisea”. Ojo, la tierra viene de Tudela porque en Madrid se reproducen las condiciones climatológicas de allí.

Así que con la misma tierra, da el mismo resultado: verduras exquisitas que el comensal puede degustar en el restaurante situado unas plantas más abajo. “No hemos calculado cuánto supone de ahorro tener la verdura en vez de comprarla, pero se podría hacer. Hemos tenido ya varias recogidas: la parcela de lechugas se ha recolectado tres veces, solo en la primera recogida dieron 700 unidades. De acelgas hemos tenido 55 kilos, de cebolleta, más de 900 unidades”. Y todo ecológico.

Este huerto es el único de Madrid en la terraza de un hotel, y el más grande del mundo: “Tiene grandes ventajas, se debería hacer mucho más: purifica el ambiente y permite ahorrar en calefacción porque la tierra es un estupendo aislante térmico”, añade .

Fuente: idealista.com

Publicaciones Populares

Te podría gustar  Por qué los niños deberían tener un huerto urbano