Cómo cultivar espinacas

ESPINACAS

Si teneis un huerto urbano esta es una de las hortalizas que no podeis dejar de cultivar, porque por su pequeño tamaño la podeis cultivar en cualquier maceta.   Durante los meses de otoño y primavera es la mejor época para su cultivo.  Y si teneis una mesa de cultivo podeis cultivarla para rellenar huecos que tengais entre hortalizas más grandes.   En la cocina son deliciosas tanto en crudo para en ensaladas, ó al vapor que es como las hacemos nosotros.  Si las comemos combinadas con garbanzos son un complemente perfecto para nuestro dieta.

FAMILIA:   Es una Quenopodiácea, como la acelga, la remolacha, el hinojo y el anís.

SIEMBRA:  Se puede sembrar durante todo el año, pero es mejor iniciar la siembra en primavera y en otoño, porque con el calor tiende a espigarse y en invierno pueden helarse y crecen muy lentamente.   Se pueden sembrar directamente en la tierra en surcos, ó en las zonas que tengamos libres, o bien hacer planteros.

MARCO DE PLANTACIÓN:  Como es una planta que no crece mucho podeis dejar entre cada planta una distancia entre 10/20 cm., y si haceis hileras entonces podeis dejar una distancia también de 10/20 cm.

PROFUNDIDAD DEL RECIPIENTE:  En macetas de 20/25 cm. de profundidad pueden crecer sin ningún problema.  Son las que utilizamos nosotros para cultivarlas.

ESPINACA

TIERRA Y ABONADO:  le gusta la tierra fresca y aireada y rica en humus, pero no necesita un exceso de abonado, aunque se le puede poner una fina capa de compost, ó humus de lombriz en la tierra, si la cultivamos después de un cultivo que haya consumido muchos nutrientes.

Te podría gustar  8 plantas que atraen energías positivas

EXPOSICIÓN SOLAR:  No les importa tener sombra y humedad.

RIEGO:  Frecuente y regular.   En verano habrá que regarlas más que invierno.

LABORES DE MANTENIMIENTO:   No es una hortaliza que requiera mucho trabajo, simplemente si habeis sembrado directamente en tierra tendreis que hacer un clareo para que las espinacas tengan la distancia que necesitan para crecer .  Cuando se espigan en el huerto de tierra podeis cortarlas y dejarlas sobre la tierra porque se pueden utilizar como cobertura y abono verde.

 

ESPINACA

IMPORTANTE:  La espinaca es una planta incompatible consigo misma.  Es decir, después de un cultivo de espinaca hay que evitar volver a cultivarlas en el mismo sitio porque es un cultivo esquilmante.  Tampoco conviene cultivar en el mismo lugar ninguna planta de la misma familia, es decir, acelgas, remolachas, hinojo ó anis.

Y MUCHO MAS:   Existen una gran cantidad de variedades, así que podeis elegir aquellas que se adapten mejor al clima en el que las vayais a cultivar.  También hay variedades grandes, y otras que son más pequeñas.

En dos ó tres meses podeis recolectar las hojas que os vayais a comer, y la planta seguirá creciendo y podeis seguir recolectando.  Este es otro de los motivos por los que es una hortaliza fantástica para cultivarla en casa.

 

Fuente: El balcon verde

Publicaciones Populares

Te podría gustar  12 consejos fundamentales para tu huerto en casa o departamento