Diez consejos para tu huerto urbano

Huerto_tenax

Los huertos urbanos están en alza: cada día más personas, desde jóvenes a mayores, pasando por escuelas y asociaciones, se animan a cultivar en la ciudad. Para no renunciar a este placer cuando no se dispone de huerto o jardín, os presentamos una gama de soluciones TENAX en forma de vistosos contenedores, económicos y muy prácticos, que se adaptan a todo tipo de espacios y que permiten crear un rincón verde en el balcón o en la terraza.

A continuación os presentamos los diez consejos básicos para iniciarse en esta práctica.

1. Elegir los recipientes adecuados es básico

Los contenedores de la línea GROW están realizados en polietileno con tratamiento anti UV, son muy resistentes y disponen de agujeros en el fondo para expulsar el exceso de agua. Diseñados para los que disfrutan cuidando y viendo crecer las plantas y hortalizas.

2. Sol

Para desarrollarse, las plantas necesitan el sol. Lo ideal es que el balcón esté orientado hacia el sur o el suroeste. No importa si es un patio, una terraza, un jardín o incluso en la cocina o un balcón pequeño, lo importante es que las plantas gocen de un mínimo de 8 ó 10 horas de sol (de 5 ó 6 horas de luz directa) para crecer fuertes.

3. Organiza el espacio

Para ello, podemos diseñar un plano teniendo en cuenta la superficie, la capacidad y la distribución: de esta manera, limitaremos el peso dependiendo de la resistencia del balcón para no sobrecargarlo o bien aprovecharemos el espacio verticalmente. También situaremos las plantas bajas delante de las altas para aprovechar al máximo las horas de sol, por ejemplo, la lechuga siempre en macetas por delante del recipiente de los tomates o las judías.

Te podría gustar  El Aporte de los Huertos Urbanos al ambiente y a la economía de la familia

4. Sustratos apropiados

Cada planta o vegetal tiene sus necesidades. Apostaremos por lo natural, sustituyendo los abonos químicos por los de granja vegetales y orgánicos, ya que la calidad de la verdura será mejor y promovemos el reciclaje.

5. El sistema de riego

Para facilitar las labores de regadío es recomendable tener un grifo cerca. En caso de no disponer de una toma de agua cercana, tenemos la opción de colocar un depósito de 25 o 50 litros pudiendo incluso, reciclar el agua de la lluvia.

6. La frecuencia y la cantidad de agua

La frecuencia del riego irá en relación con la época del año: en verano, con fuerte calor, conviene hacerlo al menos una vez al día. No debemos regar el huerto cuando dé el sol de pleno, sino a primera hora y concentrándonos en la tierra, ya que con el reflejo del sol las hojas podrían quemarse. La cantidad de agua que utilicemos dependerá de la densidad de nuestro cultivo.

7. Producir para el autoconsumo

Para asegurarnos un rendimiento óptimo del huerto, la mejor opción es diversificar el cultivo, en pocas cantidades y escalando las cosechas. Una de las ventajas de un huerto en casa es adecuar la producción a nuestras necesidades de consumo propio.

8. Combinar cultivos de distintas especies

La variedad de verduras y hortalizas que podemos cultivar en estos contenedores es enorme: berenjenas, ajos, acelgas, cebollas, pepinos, lechugas, espinacas, tomates, etc. Lo mejor es combinar cultivos de distintas especies hierbas aromáticas, hortalizas, frutas y verduras.

9. Control de plagas

La pequeña dimensión de nuestro huerto nos ayudará a que haya pocos problemas de plagas y enfermedades. De todas formas deberemos observar el huerto para detectar las posibles plagas lo antes posible.

Te podría gustar  Malas hierbas: prevención y métodos de control en huertos ecológicos

10. Protección para tus cultivos

Las mascotas: perros y gatos comen plantas, escarban y hacen sus necesidades en la tierra; también servirá para mantener a raya a aves urbanas en búsqueda de semillas. TENAX ha desarrollado una gama de productos simples y eficaces, que resultan ideales también para proteger los pequeños huertos domésticos.

Espero que os haya sido de ayuda estos pequeños consejos, si tenéis dudas sobre cómo cultivar o cuándo hacerlo, ¡no dudéis en escribirnos!

Fuente: Girtena